Esta página utiliza cookies. Para continuar navegando en la página web debe aceptar nuestro uso de cookies. Descubra más al respecto. Cerrar aquí

close

Estructura de las llanta

La banda de rodadura, el hombro, el flanco, el talón, la carcasa, la correa, el aislamiento interior y otros componentes están conectados estructuralmente para completar la estructura científica de un neumático.

La banda de rodadura, el hombro, el flanco, el talón, la carcasa, la correa, el aislamiento interior y otros componentes están conectados estructuralmente para completar la estructura científica de un neumático.
¡Haga clic en los botones para consultar los nombres y funciones de cada parte!
Aislamiento interior

El aislamiento interior sustituye a la cámara de aire en el interior del neumático y consiste en una capa de caucho con unas magníficas propiedades herméticas. Por lo general, el caucho se compone de butilo, un caucho sintético, o de un tipo de poliisopreno. La principal función del aislamiento interior es conservar el aire dentro del neumático.

Protector o correa (las capas entre la banda de rodadura y la carcasa)

El protector es una capa de tejido situada entre la carcasa y la banda de rodadura de un neumático diagonal a fin de proteger la carcasa. Absorbe los impactos externos y evita que las perforaciones o el deterioro de la banda de rodadura afecten directamente a la carcasa. Al mismo tiempo, el protector evita la separación de la capa de caucho y la carcasa. La correa es una capa extremadamente fuerte situada en la circunferencia entre la banda de rodadura y la carcasa en los neumáticos radiales y de correa. Las funciones de la correa son similares a las del protector, pero también aumentan la rigidez de la banda de rodadura ajustándose firmemente a la carcasa.

Banda de rodadura (parte que entra en contacto directo con la superficie de la carretera)

La banda de rodadura consiste en una gruesa capa de caucho que entra en contacto directo con la superficie de la carretera. Ofrece una gran resistencia a las grietas e impactos a fin de proteger la carcasa y la correa situada en el interior del neumático. Además, se emplea un caucho con unas magníficas características de anti-abrasión interna para aumentar la vida útil del neumático.

Hombro (el hombro del neumático)

Situado entre la banda de rodadura y el flanco, el hombro está compuesto por la capa más gruesa de caucho de todo el neumático. Por ello, el hombro está diseñado para disipar rápida y fácilmente el calor que se acumula en el interior del neumático durante la marcha.

Flanco (la parte (lateral) del neumático)

Situado entre el hombro y el talón del neumático, el flanco protege la carcasa y aumenta la estabilidad durante la marcha gracias a su extensión flexible y a sus movimientos de contracción. Esta parte del neumático también contiene una gran cantidad de información, como por ejemplo tipo de neumático, estándar, estructura, diseño, compañía fabricante y nombre de la marca.

Carcasa (armadura del neumático)

La carcasa es la armadura del neumático, la parte más importante. La carcasa hace referencia a todas las capas que componen el tejido del neumático. Absorbe la presión de aire interna del neumático, el peso y los impactos.

Talón (la parte en contacto con la llanta)

El talón envuelve el extremo del tejido y sujeta el neumático a la llanta. Se compone de varias partes, entre las que figuran el alambre del talón, el relleno, el caucho y la aleta. Por lo general, la llanta queda levemente apretada de tal manera que en caso de disminuir repentinamente la presión de aire durante la marcha, el neumático no se suelta de la llanta.

1234567

TOP

It is