Esta página utiliza cookies. Para continuar navegando en la página web debe aceptar nuestro uso de cookies. Descubra más al respecto. Cerrar aquí

close

Kontrol Technology

Nuestro objetivo para alcanzar el máximo nivel de satisfacción en cuanto a rendimiento, confort durante la marcha, seguridad y conducción ecológica es potenciar continuamente nuestras capacidades tecnológicas para desarrollar unos neumáticos que ofrezcan un rendimiento óptimo bajo cualquier condición.

Nuestro objetivo para alcanzar el máximo nivel de satisfacción en cuanto a rendimiento, confort durante la marcha, seguridad y conducción ecológica es potenciar continuamente nuestras capacidades tecnológicas para desarrollar unos neumáticos que ofrezcan un rendimiento óptimo bajo cualquier condición.

Seguridad: tranquilidad para el conductor con la tecnología protectora

Lo más importante a la hora de proteger la seguridad de un conductor es la fricción entre el neumático y la superficie de la carretera. A través de esta fuerza de fricción, el neumático puede evitar que el vehículo se deslice. El rendimiento de frenado del neumático también es un factor importante directamente relacionado con la seguridad del conductor. El rendimiento del neumático también puede mejorarse mediante los materiales del neumático, su firmeza, su forma y el diseño de la superficie en contacto directo con la carretera.

 

El clima afecta particularmente al deslizamiento y al rendimiento de frenado de los neumáticos. Cuando un vehículo debe descender una carretera mojada y las ranuras del neumático no son capaces de evacuar correctamente el agua es cuando se produce el deslizamiento sobre agua, dificultando el control del vehículo.

hankook-safety-01

El deslizamiento sobre agua se produce al formarse una capa de agua entre la superficie de la carretera y el neumático, impidiendo el contacto con el pavimento, lo cual puede da pie a una situación de peligro seria. La reacción de un neumático en carreteras mojadas depende de tres aspectos: la proporción de caucho en el neumático, el diseño de las ranuras del neumático y el contorno de contacto del neumático.

Al mezclar el caucho se maximiza la interacción entre los dos principales materiales, el sílice y el caucho, para que el neumático introduzca las particulas de agua en las ranuras de la superficie del neumático. Esto ayuda a dispersar el agua en la carretera y a mantener el contacto entre el neumático y la superficie de la carretera.

hankook-safety-02

Hankook desarrolla continuamente neumáticos que mantienen una fuerza de agarre óptima gracias a la investigación sobre los diseños de las ranuras y los contornos de contacto. La compañía busca continuamente formas de proteger al conductor y los pasajeros en las carreteras mojadas, por lo que ha desarrollado tecnologías como la Tecnología de Eyección de Piedras, que impide que las pequeñas piedras y cantos queden incrustadas en las ranuras creando una capa escalonada en la ranura del diseño del neumático. Hankook también utiliza la Tecnología de Control Dinámico de la Banda de Rodadura, que analiza y recrea la forma del neumático para minimizar los cambios de forma durante la conducción a altas velocidades.

Hankook realiza una gran variedad de pruebas de simulación para verificar las reacciones del neumático ante el agua en las carreteras. También disponemos de una sección de pruebas de deslizamiento sobre agua en tramos rectos y con curvas en nuestro terreno de pruebas G’Trac.

El principal factor en cuanto a la seguridad del neumático en carreteras con nieve es el compuesto de caucho del neumático, y el sílice, que se utiliza para nuestros neumáticos de invierno, impide el deslizamiento sobre carreteras mojadas y reduce la resistencia a la rodadura. Además, el caucho de los neumáticos de invierno está mezclado en proporciones especiales para que los neumáticos puedan mantener la flexibilidad incluso a -7 grados centígrados sin solidificarse, demostrando así un rendimiento magnífico.

En los neumáticos de invierno, un diseño de zigzag llamado ranura maximiza la fricción entre el neumático y la nieve, aumentando la seguridad y mejorando el control del vehículo. La ranura tradicional para los neumáticos es bidimensional, pero Hankook ha incorporado otra forma vertical, obteniendo un modelo de ranura tridimensional. Estas ranuras 3D mejoran el rendimiento del neumático no sólo en carreteras nevadas o con hielo, sino también en carreteras mojadas o secas, traduciéndose positivamente en la fricción, frenada y agarre del neumático.

hankook-safety-03
hankook-safety-04
hankook-safety-05

TOP

It is